Roser Maestro ordena por escrito a la Policía Local que no participe en ningún desalojo

La concejala delegada de Policía Local ha dado esta orden para cumplir con la propuesta de la PAH que se aprobó en el pleno y para dar garantías a ambas partes
Imagen 1
​La delegada de Policía Local del Ayuntamiento de Sagunto, Roser Maestro, ha ordenado por escrito a la Policía Local que no participe en ningún desahucio de  viviendas. La delegada ha tomado esta determinación en cumplimiento del acuerdo plenario que declaraba a Sagunto como ciudad contraria a los desalojos de viviendas familiares.
 
La delegada de Policía Local ha explicado que “tras aprobar el pleno que Sagunto sea una ciudad libre de desahucios, uno de los requisitos que se solicitaba es que la actuación de la Policía Local no tuviera nada que ver con la ejecución forzosa que suponía despojar a la persona de la vivienda. A pesar de que el anterior concejal de Policía Local ya había dado la orden verbalmente, para una mayor garantía tanto para los trabajadores de la Policía Local como para las personas que van a ser despojadas de su vivienda, se ha pasado por parte de esta concejalía y por parte del Equipo de Gobierno, una orden expresa y escrita, para que la Policía Local no participe en ningún desahucio a partir de ahora”.
 
Roser Maestro ha añadido que “únicamente estamos dando cumplimiento a la iniciativa popular propuesta por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Es una iniciativa de la PAH que ha asumido el Equipo de Gobierno para dar garantías a ambas partes. No es una novedad, porque no estaban interviniendo, pero sí que es dar una garantía y seguridad tanto a un nivel como a otro y esperemos que este cumplimiento se pueda hacer efectivo a muchos más municipios. Es un logro de la PAH y un reconocimiento a su trabajo”.
 
El Pleno Extraordinario celebrado el pasado 16 de julio, aprobó por unanimidad la propuesta de la PAH que declaraba a Sagunto ciudad contraria a los desalojos de viviendas familiares habituales o de primera residencia.
 
Según el texto aprobado, la finalidad de declarar Sagunto ciudad contraria a los desalojos de viviendas familiares habituales o de primera residencia, es evitar la vulnerabilidad de las familias afectadas por procesos de desalojo de sus viviendas habituales a raíz de la crisis. Igualmente, el pleno aprobó un protocolo de actuación, con quince medidas concretas, para hacer frente a situaciones en las que se desaloje a familias de su vivienda habitual por motivos económicos. Este protocolo también estaba incluido en la propuesta de la PAH y ha sido avalado, mediante iniciativa popular, por 6.560 firmas de ciudadanos del municipio de Sagunto.
 
Entre las medidas, que se aprobaron, se encuentra la solicitud al gobierno del Estado para que, mediante un decreto ley dictado con carácter de urgencia, deje en suspenso y ordene revisar todos los desalojos en ejecución derivados de la ley hipotecaria. También se pretende solicitar a las entidades financieras la suspensión de los expedientes de desalojo y la paralización de los procesos en curso para buscar soluciones alternativas con la intermediación del Ayuntamiento de Sagunto si fuera necesario; la constitución de un grupo de Trabajo Social Anti-desahucios o la negociación con las entidades financieras para llegar a un acuerdo para ofrecer las viviendas vacías en alquiler social asequible, entre otras.
 
Sin embargo, se descartó  llevar al pleno la propuesta por la que el consistorio dejaría de trabajar con las entidades que ejecuten los desahucios y que también había demandado en principio la PAH. Este apartado fue retirado de la batería de acuerdos debido a su incompatibilidad legal, según informe de la Secretaría General del consistorio.
 

El TSJ-CV no admite el recurso de Lafarge y la sentencia que daba la razón al Ayuntamiento sobre la restauración del perímetro de la cantera Salt del Llop pasa a ser definitivamente firme

26 noviembre 2021

La compañía presentó sendos recursos de casación ante el Supremo y la corte de justicia autonómica que han sido en ambos casos no admitidos. Ahora debería abonar 9,3 millones de euros y el Consistorio iniciará los trámites para abrir un expediente de ejecución subsidiaria para restaurar la zona